Cachando bien duro con mi novia en el motel más barato que encontré, lo único que queríamos era coger y coger.

Mi novia no es de esas chicas que solo viven pensando en lujos y esas tonterías, ella solo le gusta vivir el momento sea como sea, además no hay nada más divertido que conocer lugares nuevos como este motel, uno bien humilde y barato que hemos conseguido a las afuera de la ciudad, en donde podemos escaparnos los fines de semanas a hacer lo que deseemos, sobre todo a cachar bien duro y con todas las ganas del mundo, pues sabemos que entre semana muy poco podemos coger, somos estudiantes y nuestro tiempo para vernos es limitado. ¡Por eso me la cojo de esta manera los sábados por la tarde en nuestro motel barato!

Vídeos porno relacionados