De perrito es más sabroso o al menos así me dice mi esposa, una perrita sin control y con hambre de verga

No hay posición más deseada por mi esposa que de perrito, a ella le encanta estar a cuatro patas dejando su culo y su gran chochete a simple vista para mí. Yo no me niego a esta posición pues para mi es más fácil agarrarla por el cabello y maniobrar todo a mi antojo, puedo darle unas buenas embestidas y acabar en su culo como un cerdo.

Vídeos porno relacionados