La infidelidad es pan de cada día en mi vida, esta linda culona siempre cambia a su marido por mi verga.

Esta linda morena la he conocido en el trabajo y la verdad desde el primer día que la vi sabía que tenía que coger con ella, no tenía ni idea de cómo haría esto pero estaba seguro de que lo lograría, en un principio empecé a charlar con ella y ganarme su confianza, cuando esto ocurrió ella empezó a contarme sus problemas personales y yo siempre hacia de apoyo en sus problemas, hasta que un día no aguanta más la tentación y tras un par de copas la invité a un hotel, como estaba enojada con su marido ella acepto y se comportó como una putita de las más caras y lujosas que podrían ver en cualquier ciudad, sus movimientos no eran nada normales y sus gemidos hacían de cada penetración un mar de excitación, desde aquella vez nuestros encuentros casuales y sexuales se han vuelvo más cotidianos pero con el mismo toque sexual y lujurioso de siempre.

Vídeos porno relacionados