Mi cuñada quería probar mi verga a escondidas, yo como soy un buen hombre le di lo que quería para que gozara.

Mi cuñada ha tenido siempre malos ratos con los hombres que busca, así que la falta de sexo que tenia era increíble, siempre me decía cosas sucias a escondidas y yo nunca lo tomé enserio, hasta que un día me dijo “quiero toda tu verga”, la verdad al principio no quería pues mi mujer está mucho más rica, pero este es un polvo para distraerme un poco y hacerla gozar a ella ¡disfruten!

Vídeos porno relacionados