Pagando la apuesta perdida a mi amigo del trabajo, como soy una persona seria le pago todo con creces y aparte lo disfruto.

Hace unos días juagaba mi equipo favorito y aposté con mi compañero de trabajo que ganaríamos por goleada, pero mi equipo perdió con el de él y tuve que pagarle la apuesta, aunque en principio pensé que era una broma de amigos, luego vi que tenía que ser una mujer de palabra y darle mi coño, el cual era la moneda en que se pagaría la apuesta, a fina de cuenta disfrute de su verga y tuve un momento muy grato.

Vídeos porno relacionados