partiendole ese culito a mi amante de Quito en el hotel de siempre, para disfrutar un rato juntos después de tanto tiempo.

cuando las cosas se dan para escaparse un ratico de casa y no verle la cara a la cansona de mi mujer, eso es sin pensarlo aprovechando que no esta, de una le tiro una llamada a la perrita de mi amante, una hermosa morena de Quito, a quien tenia descuidada y sin sacarla por un buen tiempo, así que como siempre la pase buscando, la lleve a almorzar como siempre su respectiva comidita y ahora a por el por el postre, sin fallarle al hotel de siempre cerca de la ciudad y a meterle con todo, esta vez hasta el fondo de ese rico culo por el tiempo sin estar juntos, se que la hice disfrutar con semejante follada anal que seguro la dejare sin sentarse un buen rato.

Vídeos porno relacionados