Rellenando el papo de mi amante en el hotelito al que siempre vamos para darle su dosis de lechita que le encanta.

Como les decia siempre que se da la oportunidad y mi mujer me deja solito porque se va a visitar a la mamá, aprovecho para escaparme con la perrita de mi amante que siempre esta sedienta de leche, ese rico y humedo papo no es de complacer asi no mas y cada vez quiere mas y mas.. asi que toca aprovechar cada chance que estoy solo para irnos a un hotelito y saciar las ganas de ese hermoso papo rosadito y darle su dosis de leche como corresponde para que no se olvide quien es quien la coge bueno y en fin de que tambien se mande toda mi polla hasta el fondo hasta partirle ese chocho y dejarlo totalmente rellenito de leche hasta que se me exprime mis bolitas y las deja bien vacias sin nada.

Vídeos porno relacionados