Siempre es buen momento para coger fuera de casa y más si tu mujer está bien rica y es una sumisa de verdad.

La monotonía es algo maligno y puede destruir cualquier relación, por eso procuro salir con mi esposa al menos una vez por mes a conocer nuevos lugares y como no, a coger en otras camas que no sea donde dormimos día a día, en esta ocasión conocimos un pueblo cerca a nuestra estado y nos quedamos en este bonito hotel, aunque la verdad lo más bonito de la habitación era el culazo de mi hembra, ¿a qué no? Tan solo vean esas nalgas redondas y ese chocho cerradito y bien mojadito, así cualquier paisaje se vuelve bonito y resalta. Espero que disfruten este video tanto como mi esposa y yo disfrutamos nuestro paseo.

Vídeos porno relacionados